Nosotras somos Carmen y Lucía. Nuestros padres compraron un huerto cuando éramos niñas. Era su ilusión y ahora es la nuestra.

 

Nuestros recuerdos más personales tienen como escenario ese huerto: hemos regado con nuestro padre con el antiguo sistema árabe de regadío, hemos plantado árboles, hemos pasado la niñez entre los naranjos. Jugando, bañándonos... y en una ocasón hasta hemos salvado los naranjos de las llamas. Ahora queremos salvarlos de nuevo.

 

Las naranjas en nuestra zona se comercializaban de la siguiente manera:

Nuestro padre cuidaba del huerto durante todo el año, riego, poda... un "Señor " visitaba nuestra casa y acordaba un precio para comprarlas, unas semanas más tarde venían y las recolectaban. Esas naranjas iban a un almacén donde son lavadas. Se les aplica una capa de cera para que queden brillantes. Después de guardan en cámaras para madurar o mantener durante largo tiempo. 

 

Actualmente, la mayoría de los comercios prefiere comprar en otros lugares e incluso naranjas de fuera de España. Así que hace años que ningún señor nos visita y las naranjas se quedaron en el árbol. Actualmente, quieren naranjas perfectas por fuera, sin importarles la calidad. 

 

Nosotras queremos mantener la ilusión de nuestros padres y poderla transmitir a nuestros hijos. Así que hemos pensado en ofrecer directamente de nuestro huerto, sin intermediarios, nuestras naranjas a todos vosotros.

 

 

 

 

 

Sr. Naranja te envía a tu casa

deliciosas naranjas recién cogidas.

 

 

¡Buen provecho!